Casinos online chile

Escrito por Casisnosenlineachile 08-05-2014 en parecía. Comentarios (0)

Ayer fue uno de esos días en los que crees que toda la felicidad del mundo ha venido a visitarte. En el que no te da ni tiempo a sonreir lo bastante para agradecer lo que recibes. 

Despues de haber comido con mis hermanos, lo que siempre es un placer divertidísimo, y comprobar que pese a su adolescencia, son unos chicos encantadores que no tienen ningún pudor para colgárseme del cuello y embadurnarme a besos... como podeis imaginar, me derrito de gusto. 

Ya, entrada la tarde, mi indiecito vino por mí para ir de compras. Así que recorrimos tiendas, me probé la ropa que acabará en el armario de su hija, expliqué mis argumentos para elegir mejor un trench que un microjersey (que a él le parecía muy gracioso y a mí poco práctico), los Casinos online chile que más la iban a favorecer y cómo combinarla con una bolsa para la escuela, llena de bolsillos para sus secretos... hasta cuidamos que la tienda no tuviera sucursales en su país, para que se sintiera exclusiva y pudiera presumir antes sus amigas.

El quería comprarme algo a mí también, pero no se lo permití. Son las compras para tu familia, dije. Tú también eres mi familia, respondió. Me inflé como un globo, pero no cedí. Quería que sólo se dedicara a sus hijos. Y yo, en medio, opinando y decidiendo. Sintiéndome la madrastra buena. Ilusionada de que me permitiera participar en algo tan íntimo. 

Ya sabeis lo que pasa cuando empiezas a comprar. Es como una fiebre imparable y quieres más. Yo solo quería echar un vistazo a una tienda de cosas para la casa y acabamos comprando 10 copas de vino, platos y boles de colores. Le observé escoger los tonos con ojo crítico (olvidé mi amor por unos minutos) y el cabrón me dice: "imagínate cómo va a quedar la crema de zanahoria con esta combinación de colores". Perfecta, cariño, perfecta. Tienes un gusto impecable. Qué puedo hacer ante un hombre que mima tanto los detalles? pues sí, rendirme por completo, enlace.